Google+Find us on Google+
Educación Digital, intentando cambiar el mundo.
TecnologíaÚltima Hora

Educación Digital, intentando cambiar el mundo.

En el año 2010 la Comisión Europea se hizo eco del creciente potencial de las tecnologías de la información y  la comunicación, las T.I.C y puso en marcha la Agenda Digital Europea con el objetivo de impulsar la  innovación, el crecimiento económico y que todos los ciudadanos pudieran disfrutar de sus ventajas.

La Agenda Digital contempla 101 acciones que intentan fomentar desde el acceso a internet o la renovación de la educación, a la adquisición de competencias digitales. Por competencias digitales nos referimos a una serie de habilidades o conocimientos que todo ciudadano debería tener en materia T.I.C.

Las competencias digitales trascienden del uso y dominio técnico por parte de los usuarios de las redes sociales o los servicios de mensajería instantánea. El potencial de la red no se ciñe exclusivamente a conocidas aplicaciones como WhatsApp o YouTube, existe un extenso campo por descubrir y si queremos que la  sociedad experimente un cambio considerable, debemos educar y ser educados en materia digital.

Inspirado en la agenda digital europea se deriva el “Marco Común de Competencia Digital Docente”, para ofrecer un horizonte de referencia y señalar unas competencias claras tanto a profesores como a los alumnos.

¿Qué competencias posee un ciudadano digital del siglo XXI?

Utilizando las nuevas tecnologías, las derivadas de 5 áreas fundamentales:    

  1. Información: identificar, localizar, recuperar, almacenar, organizar y analizar la información Digital, evaluando su finalidad y relevancia.
  1. Comunicación: comunicar en entornos digitales, compartir recursos a través de herramientas en línea, conectar y colaborar con otros a través de herramientas digitales, interactuar y participar en comunidades y redes; conciencia intercultural.
  1. Creación de contenido: Crear y editar contenidos nuevos (textos, imágenes, videos…), integrar y reelaborar conocimientos y contenidos previos, realizar producciones artísticas, contenidos multimedia y programación informática, saber aplicar los derechos de propiedad intelectual y las licencias de uso.
  1. Seguridad: protección personal, protección de datos, protección de la identidad digital, uso de seguridad, uso seguro y sostenible.
  1. Resolución de problemas: identificar necesidades y recursos digitales, tomar decisiones a la hora de elegir la herramienta digital apropiada, acorde a la finalidad o necesidad, resolver problemas conceptuales a través de medios digitales, resolver problemas técnicos, uso creativo de la tecnología, actualizar la competencia propia y la de otros.

    Photo credit: Thomas Hawk via VisualHunt / CC BY-NC

    Photo credit: Thomas Hawk via VisualHunt / CC BY-NC

Pero también:

Competencia Técnica: Referida al correcto manejo de todo tipo de instrumentos digitales como es el: smartphone, gps, gafas de realidad virtual o aumentada, sistemas de domótica, impresoras 3d, tabletas, etc.

Competencia conductual: comportamiento correcto y ético en la red.

Competencia Cognitiva: La capacidad de localizar la información, procesarla y convertirla en conocimiento de utilidad, incluye la capacidad de análisis y el pensamiento crítico.

Competencia contextual: la capacidad de situar la tecnología dentro de un contexto social y dinámico en cuyo espacio interaccionan distintas fuerzas en convergencia, formando un nuevo espacio común donde el mundo online y el offline estan fusionados.

El pensamiento crítico, el análisis minucioso de las fuentes de información, la comprensión de las redes, conexiones, dinámicas internas e intereses que confrontan en internet, el conocimiento y la defensa de los derechos de los nuevos ciudadanos digitales junto con la consecución de nuevos derechos, hacen que sea vital, incorporar la educación digital en los desarrollos escolares en sintonía con otras asignaturas, porque no debemos olvidar que dicha educación no cultiva, ni el cuerpo, ni el espíritu de los seres humanos.

Tampoco debemos obviar las premisas de la nueva promesa digital, basada en el ideal de una sociedad en la cual, gracias a las T.I.C todo es más fácil y cómodo. He de recordar la promesa tecnológica, la cual expresaba que algún día las máquinas trabajarían por nosotros, que seriamos liberados de las pesadas cargas laborales y desgraciadamente a día de hoy, todavía no ha ocurrido.

Por último, si queremos realmente un cambio, aprovechar las posibilidades de internet, la democratización de los medios de producción y gestión de la información y la comunicación, la posibilidad real  de democracia participativa a tiempo real debido a la tecnología, el despliegue de redes globales de investigación y colaboración y un largo etc., no debemos dejar a nuestros menores improvisar en el conocimiento de las T.I.C,  debemos guiarlos, acompañarlos en este apasionante camino y reto aunque hay una cosa clara, para instruir, debemos estar instruidos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *